Hormigas

Hormiga Negra
Tamaño: Obreras monomórficas, de aproximadamente 1,5 a 2 mm de longitud; las reinas son dos veces más largas.
Color: Marrón oscuro a negro, típicamente negro.
Comportamiento: Se ha publicado muy poco sobre esta hormiga. Las colonias son de moderadas a grandes y tienen muchas reinas. Los reproductores alados aparecen de junio a agosto.
Hábitat: En interiores, sus nidos se localizan en piezas de madera, madera podrida y mampostería. Se alimentan de grasa, aceite, carne, frutas, materiales vegetales como harina de maíz y dulces.
En el exterior, anidan debajo de rocas o piedras, en barrotes podridos, jardines o en áreas abiertas. Las obreras se alimentan de otros insectos, miel y secreciones de las plantas. Hacen sus rutas de búsqueda de alimento por senderos que comunmente pueden ser vistos en las paredes de fundación y a lo largo de las aceras.
Control: Lo ideal es lograr la ubicación del nido(s); ésto se puede intentar siguiendo la ruta de las hormigas desde su fuente de alimento hacia el nido. Un tratamiento efectivo consiste en aplicar polvo en donde las paredes exteriores hacen contacto con el suelo y creando una barrera en las paredes interiores infestadas. Puede ser necesario el uso de cebos.

Hormiga Roja
Tamaño: Obreras monomórficas, de 1,5 mm de longitud; las reinas alrededor de 6 mm de longitud. Color: marrón de claro a dorado con el abdomen ligeramente más oscuro. Aguijón presente.
Comportamiento: No se ha hecho ningún estudio biológico amplio sobre esta especie de hormiga. Ésta es una especie introducida de los trópicos del Nuevo Mundo y es muy sensible a las temperaturas frías. Se vuelven muy activas en la primavera cuando las temperaturas empiezan a ser templadas, incluyendo de noche, y desaparecen con los primeros fríos del otoño. Esta hormiga, por lo general es de movimientos muy lentos.
La hormiga de fuego pequeña no parece formar nidos definitivos bajo el suelo, sino que aparecen en montones debajo de objetos y en grietas o hendijas. Las colonias aparentemente tienen más de una reina. La hormiga de fuego pequeña tiende a eliminar las especies competitivas de hormigas de su territorio. Reclutan obreras amigas para crear nuevas rutas de alimentación por senderos de olor y defienden agresivamente estas fuentes de alimento.
La hormiga de fuego pequeña es muy notable por su picadura muy dolorosa.
Hábitat: En el interior, estas hormigas infestan ropa, camas o alimentos. Se sienten muy atraídas hacia las prendas de ropa sucia y suelen hacer agujeros en ellas. Se suben a las camas y si el ocupante gira sobre ellas, le pican. En este ambiente, se alimentan de grasas y proteínas como tocino, grasa de la carne, mantequilla de maní, aceite de oliva y de semilla de algodón, leche y el aceite de los aguacates maduros. También se alimentan de dulces como el jugo de las naranjas maduras.
En el exterior, las obreras se alimentan de néctar que obtienen cuando cultivan sus grupos de áfidos (piojos de las plantas), pulgón lanígero, escamas y mosquita blanca. También se alimentan de insectos, otros artrópodos y animales pequeños.
A diferencia de la hormiga de fuego verdadera, la hormiga de fuego pequeña no es agresiva. Sólo pican cuando son presionadas por la ropa o la piel o cuando su nido es molestado. Sin embrago, son muy comunes en campos de cultivo de naranja y cuando son descubiertas, los cosechadores se rehusan a trabajar.
Control: El control de la hormiga pequeña de fuego se logra mejor cuando se localizan y eliminan sus nidos. El control de inicia con una inspección muy detallada. En el exterior, hay que buscar los caminos de las obreras a lo largo de las banquinas y paredes de fundación, y de ahí hacia arriba por los lados de la estructura. Se debe remover el césped y/o el acolchado vegetal de los muros, banquinas, patios y la orilla de las cocheras cuando se está revisando por la presencia de hormigas. Examinar las ramas de árboles y arbustos que hacen contacto con las paredes de la estructura en busca de caminos de hormigas. Levantar y girar los objetos que haya en el suelo como piezas de madera, piedras, leña y desperdicios en busca de hormigas.
En el interior, estas hormigas acostumbran hacer sus caminos en los zócaclos, y bajo la orilla de las alfombras. Si las hormigas están entrando o saliendo de debajo de algún muro exterior, hay que inspeccionar afuera a lo largo de las paredes de fundación en busca de caminos de hormigas.
Los nidos pueden ser tratados aplicándoles directamente un plaguicida debidamente etiquetado para ello. En el exterior, los nidos ubicados bajo los objetos que hay en el terreno, se pueden tratar con un aerosol o inundarlos con un aspersor manual de aire comprimido. En el interior, para controlar las colonias que viven en los huecos de los muros, hay que ganar acceso hacia esos huecos a través de las cajas de contactos
eléctricos inyectándoles polvo (lo más recomendable) o aerosol; el acceso perforando un pequeño agujero con taladro en la base de un muro que se sospecha hueco, para tratar las hormigas, se debe utilizar únicamente como último recurso. Si no se pueden localizar las colonias, los cebos insecticidas trabajan bien. Tratar con ambos tipos, a partir de proteínas y a partir de azúcares. Raras veces se requiere un tratamiento perimetral. Por lo general son muy pocas las colonias que están alrededor de la estructura y éstas pueden ser eliminadas con aplicación localizada de plaguicida.

Hormiga Carpintera
Tamaño: pueden llegar hasta 1.5 cm.
Color: varía del negro, café con negro, rojo con negro, al café claro dependiendo de la especie. Las dos especies más comunes son de color negro.

Comportamiento: Las carpinteras tienen una gran variedad de alimentos, especialmente otros insectos. La comida preferida de las adultas es el néctar dulce que producen los pulgones, cochinillas de harina y otros insectos. En la primavera, las colonias maduras producen hormigas aladas fértiles, llamadas dispersivas , que vuelan fuera del nido para iniciar nuevas colonias. Estas hormigas voladoras generalmente se producen en colonias satélites dentro de la misma casa, por lo que a veces es posible ver grandes hormigas voladoras durante la noche. Las hormigas carpinteras pueden ser muy difíciles de erradicar.
Habitat: Las Hormigas Carpinteras son la plaga más común vista en los hogares del norte de EEUU. La colonia principal debe tener una fuente constante de humedad para sobrevivir, así que generalmente se encuentra en la madera muerta fuera de la casa. Esto incluye ramas muertas, huecos en los árboles, y lugares similares. En los interiores, la colonia principal estará en lugares con fugas de agua, o en lugares muy húmedos con poca ventilación como sótanos y desvanes. Esta colonia puede tener algunas adyacentes, que se encontrarán en puertas huecas y espacios vacíos con humedad suficiente, así como entre el aislante que se encuentra en algunos áticos. Las hormigas dejan rastros entre la colonia principal y las subcolonias. Algunas exploradoras pueden ser vistas recorriendo estos rastros de noche, cuando la colonia tiene su mayor actividad. Algunas veces los rastros pueden encontrarse por debajo de la tierra siguiendo las raíces de los árboles.
Tips para el control: El control exitoso de las hormigas carpinteras requiere ciertas habilidades, conocimiento y experiencia. Este control implica el tratamiento de tantas colonias satélites como sea posible dentro y fuera de la casa, así como buscar y eliminar a la colonia madre. Tener acceso a la colonia madre puede resultar difícil porque puede estar localizada en lo alto de un árbol o en una propiedad vecina. En esos casos puede utilizar carnadas para hormigas carpinteras, pero esto puede tener resultados distintos debido a los melindrosos hábitos alimenticios de las hormigas carpinteras.
Recomendaciones:
Estos tips le ayudarán a contener su invasión de carpinteras:

  • Almacene la leña lejos de su casa y quite la madera muerta que pueda estar cerca de los cimientos.
  • Efectúe cortes periódicos a los árboles para evitar ramas muertas, los troncos de árboles muertos deben ser removidos. Mantenga su patio libre de estos hogares potenciales para las carpinteras.
  • Asegúrese de que las fugas de agua y goteras del techo sean arregladas, y mantenga los lugares susceptibles a la humedad en buenas condiciones.
  • El agua de lluvia que escurre debe ser dirigida lejos de su hogar, para evitar que se acumule cerca de los cimientos.